¿Qué hacer cuando la impresora no imprime?

Es muy habitual lanzar un texto imprimir y darnos cuenta de que la impresora no responde de la manera en la que debería. En realidad, por mucho que la cuidemos y le demos un mantenimiento adecuado, esto puede ocurrir en cualquier momento; sobre todo cuando más la necesitamos.

Si analizamos los diferentes factores que pueden afectar al mal funcionamiento de la impresora nos encontraremos un gran listado a tener en cuenta. En el caso de que no tengas muchos conocimientos, lo primero de todo te recomendamos llevarla a un profesional como http://www.todoimpresoras.com/reparaciondeimpresoras.asp para que no acabemos complicando la situación.

Sin embargo, puede que el problema sea sencillo y con los pasos que te vamos a dar a continuación seas capaz de solucionarlo.

impresora-epson

Guía para solucionar problemas de impresión

Atascos de papel: Los atascos de papel suelen ser los principales problemas a la hora de imprimir cualquier documento. El problema es que solemos creer que por mucho que la apertura de la carga de papel sea amplia, podemos meter mucha cantidad y que no va a pasar nada. Esto es un gran error porque en las especificaciones de cualquier impresora te indica el número máximo de papel que puedes introducir… En el caso de que nos esperamos te puede embozar.

Nosotros siempre te recomendamos que no te acerques demasiado número máximo y siempre respetes algunos folios menos para evitar complicaciones.

Problemas de tinta: La tinta también suele dar bastantes problemas. Aquí tenemos que diferenciar varios casos.

En primer lugar puede ser simplemente que los niveles de tinta estén agotados y no nos quede otra que rellenarlos o simplemente comprar algunos nuevos. Esto es muy fácil de identificar ya que en el momento de la impresión nos aparecerá una pequeña ventana emergente en donde podremos ver el estado de tinta de los cartuchos.
Otro de los problemas más habituales es que hayamos estado tanto tiempo sin utilizar la impresora que la tinta se haya podido llegar a secar. En este caso todavía existe una solución aunque tendremos que ser muy metódico.

La idea es que, siguiendo las instrucciones de la impresora, procedamos a extraer el cartucho y utilicemos una solución adecuada para conseguir en el punto clave. Dependiendo del modelo, esto variará por lo que si no estamos seguros de lo que estamos haciendo será importante dejarlo en manos de un profesional.

impresora-canon
También puede darse el caso, en algunos modelos de impresoras, que aunque tengas un cartucho lleno (por ejemplo, el cartucho de blanco y negro) no te dejará imprimir si el otro está vacío.

Digamos que tiene un sistema de detección mediante el cual tan sólo te dejará imprimir si en los dos cartuchos hay tinta. En este caso la solución más rápida es comprar el nuevo cartucho. Sin embargo, existen algunos programas que ayudan a engañar a la impresora para conseguir imprimir.

Si después de comprobar todo lo anterior la impresora sigue sin imprimir, existen algunas herramientas propias de cada modelo que se encargarán de intentar solucionarlo. Es posible que los cabezales no estén alineados, que la tinta se haya embozado o cualquier otro problema. Nosotros te recomendamos que eches un vistazo a las diferentes herramientas y que vayas haciendo uno a uno todos los test para que puedas identificar cual es el problema.

Suciedad: Por último, también pueden darse algunos problemas de suciedad. Normalmente ocurre cuando la impresora cree que ha absorbido el papel pero en realidad no lo ha hecho. Empezará a lanzar tinta manchando toda su estructura. En este caso o bien la desmontamos y limpiamos todo o bien imprimimos varios documentos para que el folio absorba la cantidad de tinta excedente.

Si estos pasos no te sirven, tendrás que llevarla un técnico.